Add to cart
¡Oferta!

Forthyron flavoured 800 mcg Medicamento Controlado caja de 250 tabletas

Dechra

Original price was: $1,208.00.Current price is: $1,087.20. Impuestos no incluídos

-10%

SV060290 | SAGARPA: Q-0036-334 | Dechra AD024.

Indispensable receta médica cuantificada.

Forthyron flavoured 800 mcg Medicamento Controlado caja de 250 tabletas. USOS: Para el tratamiento de hipotiroidismo en perros. ¡Compra en línea – SUVET.com.mx!

Forthyron flavoured 800 mcg Medicamento Controlado caja de 250 tabletas

Indispensable receta médica cuantificada.

SV060290 Forthyron flavoured 800 mcg Medicamento Controlado caja de 250 tabletas | SAGARPA: Q-0036-334 | Dechra AD024

Ingrediente activo: Cada tableta contiene: Levotiroxina sódica 800μg,(Equivalente a levotiroxina 778 μg), Excipiente, c.b.p. 1 tableta.

PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS Y FARMACOCINÉTICAS: La L-tiroxina es idéntica en estructura y modo de acción a la tiroxina (T4) secretada fisiológicamente y presente de forma habitual en mamíferos con un funcionamiento normal de la glándula tiroides. La tiroxina se metaboliza principalmente a triyodotironina (T3). T4 y T3 tienen una amplia variedad de efectos biológicos por todo el cuerpo. Son esenciales para la regulación del metabolismo basal, la función cardiaca, el flujo sanguíneo, el metabolismo de lípidos y carbohidratos. También son esenciales para el crecimiento normal y desarrollo de los sistemas neurológico y esquelético.Existe una considerable variación de la farmacocinética entre perros. Tras la administración oral del producto a perros eutiroideos en ayunas la Tmáx aparece entre 1 a 5 horas. La semivida plasmática de L-tiroxina fue aproximadamente de 11.8 horas. La biodisponibilidad fue del 22%.
Una sobredosis de tres a seis veces la dosis inicial recomendada administrada durante 4 semanas consecutivas en perros sanos y eutiroideos no dio lugar a signos clínicos significativos que pudieran atribuirse al tratamiento. Una sobredosis única de hasta 3 a 6 veces la dosis recomendada no es peligrosa para el perro y no es necesario emprender acción alguna. Sin embargo, si se administra una dosis excesiva durante periodos prolongados, pueden aparecer síntomas de hipertiroidismo, como polidipsia, poliuria, jadeos, pérdida de peso sin anorexia y taquicardia con o sin nerviosismo. La presencia de estos síntomas debe conducir a la evaluación de las concentraciones séricas de la T4 para confirmar el diagnóstico y a la inmediata interrupción de la administración. Una vez hayan desaparecido estos síntomas (después de días o semanas), se haya revisado la dosis de la hormona tiroidea y el animal esté totalmente recuperado, se debe administrar una dosis menor y mantener al paciente bajo estrecha vigilancia. La administración simultánea de alimento con el producto retrasa la absorción de L-tiroxina y reduce la extensión de la misma desde el tracto gastrointestinal en aproximadamente un 50%. La L-tiroxina presenta una alta afinidad de unión a proteínas. El metabolismo de la tiroxina (T4) tiene lugar principalmente en el hígado. La principal ruta para el metabolismo de la T4 es su conversión, por desyodación, al metabolito activo triyodotironina (T3). La siguiente desyodación de T4 y T3 conduce a la producción de compuestos inactivos. La excreción se produce principalmente por vía biliar y es eliminada en un 50% por heces, siendo una menor extensión por vía urinaria.PRECAUCIONES ESPECIALES DE USO: Antes de iniciar el tratamiento, debe confirmase el hipotiroidismo mediante pruebas adecuadas.Un aumento repentino en la demanda de suministro de oxígeno a los tejidos periféricos, además de los efectos cronotrópicos negativos de levotiroxina sódica, bajando la presión arterial poniendo en riesgo el funcionamiento del corazón, causando una descompensación y signos de insuficiencia cardiaca congestiva. Perros que sufren de hipoadrenocorticismo tienen una menor capacidad para metabolizar la levotiroxina de sodio y por lo tanto un mayor riesgo de tirotoxicosis. Los perros con hipoadrenocorticismo concurrente y el hipotiroidismo deben estabilizarse con glucocorticoides y mineralocorticoides antes del tratamiento con levotiroxina de sodio para evitar una crisis hipoadrenocortical. Después de esto, pruebas de función tiroidea se deben repetir, a continuación, la introducción gradual de la terapia con levotiroxina, comenzando con el 25% de la dosis normal, aumentando el 25% cada quince días hasta que se tenga la dosis óptima. Cuando se necesita otra terapia adicional, se recomienda su introducción gradual, por ejemplo, en diabetes mellitus y disfunción renal o hepática.INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS: El metabolismo de las hormonas tiroides se puede ver modificado por el empleo de: barbitúricos, antiácidos, sucralfato esteroides anabólicos, diazepam, furosemida, mitotano, fenilbutazona, fenitoína, propranolol, grandes dosis de salicilatos, sulfamidas, sulfato ferroso y dietas ricas en fibra.
Cuando un paciente necesita tomar un tratamiento adicional al de hormona tiroidea, como en el caso de insuficiencia cardiaca congestiva se debe aumentar la dosis del medicamento digitálico. Pero en perros muy viejos, perros con insuficiencia cardiaca, diabetes mellitus, insuficiencia cardiaca o renal o que sufren de Morbus Addison, la dosis inicial debe ser más baja que la recomendada, se inicia con 5 μg/kg 2 veces al día. En el caso del uso de estrógenos puede aumentar los requerimientos de hormona tiroidea. El empleo de ketamina puede causar taquicardia e hipertensión. El efecto de las catecolaminas y simpaticomiméticos se incrementa. En pacientes con diabetes concomitante, se recomienda un cuidadoso control de ambos tratamientos con monitoreo constante. El uso de glucocorticoides a dosis altas y crónicas hace que las concentraciones séricas de T4 y T3 sean muy bajas o indetectable. La combinación con warfarina tiene un efecto contrario al que se pretende ya que aumenta la coagulación de la sangre. INDICACIONES: Para el tratamiento de hipotiroidismo en perros. ALMACENAMIENTO Y CONSERVACIÓN: No almacenar el producto a temperatura superior a 25°C. Manténgase fuera del alcance de los niños y animales domésticos. ADMINISTRACIÓN: Oral.

DOSIS: Dosis inicial es de 10 μg/kg de peso corporal por vía oral cada 12 horas o 20 μg/kg de peso cada 24 horas. Debido a la variabilidad en la absorción y el metabolismo, la dosis requiere valoración para ajustar antes de que se observe una respuesta clínica completa. La dosis inicial y la frecuencia de administración son solamente un punto de partida. La terapia tiene que ser muy individualizada y adaptarse a las necesidades de cada perro. Cuando se inicia la dosificación de los perros que pesan menos de 5 kg de pesos corporal, deben recibir un cuarto de una tableta de 200 μg, una vez al día. Tales casos deben ser controlados cuidadosamente. En el perro la absorción de levotiroxina sódica puede verse afectada por la presencia de alimentos. Por lo tanto, el tiempo de tratamiento y su relación con la alimentación debe mantenerse constante día a día. Para controlar adecuadamente la terapia deben medirse los valores valle (justo antes del tratamiento) y los valores de pico (alrededor de tres horas después de la dosificación) de la T4 en plasma. En los perros dosificados adecuadamente la concentración plasmática máxima de T4 debe estar en el rango normal-alto (aproximadamente 30 a 47 nmol/L) y valores valle debe ser superior a aproximadamente 19 nmol/L. Si los niveles de T4 son fuera de este rango la dosis de levotiroxina puede ser ajustada en 50 a 200 μg hasta que el paciente esté clínicamente eutiroideo y T4 en suero se encuentra dentro del rango de referencia. Los niveles plasmáticos de T4 pueden ser reevaluados cada dos semanas después de que se cambió la dosis, pero la mejoría clínica es un factor igualmente importante para determinar la dosis individual y esto va a tomar de cuatro a ocho semanas. Cuando la dosis óptima de remplazo ha sido alcanzada, el seguimiento clínico y bioquímico puede realizarse cada 6-12 meses.

Usos:

Para el tratamiento de hipotiroidismo en perros.

Los precios pueden variar sin previo aviso.

Indispensable receta médica cuantificada.